jueves, 14 de julio de 2016

Non più andrai... aria de Figaro en el Acto I de "Las bodas de Fígaro"

Bryn Terfel, barítono bajo

El aria Non più andrai se encuentra al final del acto primero de la ópera, y la que canta Figaro a Cherubino. Cherubino es un joven paje al servicio del Conde de Almaviva, y es, en lenguaje coloquial, un mariposón (“farfallone”) que va en pos de todas las mujeres del palacio, lo que no deja de crear multitud de situaciones embarazosas. Por ello, al pobre Cherubino le manda el conde de Almaviva a prestar servicios en su regimiento.
Figaro le toma el pelo, y burlándose de él le dice que sus correrías tras las mujeres se han acabado, y que su futuro va a ser el de un “glorioso” militar.
 El aria es alegre y vivaz, reforzada por trompas y timbales para darle un aire más marcial e imitar el sonido de la guerra.
Non più andrai, farfallone amoroso,
notte e giorno d'intorno girando;
delle belle turbando il riposo
Narcisetto, Adoncino d'amor.
Non più avrai questi bei pennacchini,
quel cappello leggero e galante,
quella chioma, quell'aria brillante,
quel vermiglio donnesco color.
Tra guerrieri, poffar Bacco!
Gran mustacchi, stretto sacco.
Schioppo in spalla, sciabola al fianco,
collo dritto, muso franco,
un gran casco, o un gran turbante,
molto onor, poco contante,
Ed invece del fandango,
una marcia per il fango.
Per montagne, per valloni,
con le nevi e i solleoni.
Al concerto di tromboni,
di bombarde, di cannoni,
che le palle in tutti i tuoni
all'orecchio fan fischiar.
Cherubino alla vittoria:
alla gloria militar.
No irás más, mariposón amoroso
día y noche rondando alrededor
de las bellas, turbándoles el reposo,
Narcisito, pequeño Adonis del amor.
No tendrás ya estos bellos penachos,
ese sombrero ligero y galante,
esa cabellera, ese aire brillante,
ese sonrosado color femenino.
Entre guerreros ¡voto a Baco!
Grandes mostachos, ajustada casaca,
el fusil a la espalda, el sable al flanco,
cuello erguido, gesto franco,
un gran casco, un gran turbante,
mucho honor, poco dinero,
Y en vez del fandango
una marcha por el fango,
por montañas, por valles,
con las nieves y los grandes calores
al concierto de trombones,
de bombardas, de cañones,
que las balas en todos los tonos
al oído hacen silbar.
Cherubino a la victoria,
a la gloria militar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.